Controlar el pH y la conductividad del agua con el que nutrimos a nuestras plantas es determinante para el correcto crecimiento de las mismas

Los valores idoneos para nuestras planta de marihuana son los siguientes:
Germinacion: PH 6,5 EC 0,4
Vegetativo: PH 6,5 EC 0,9
Floracion: PH 6,7 EC 1,5 a 2,0 (esto depende mucho de la genetica de la planta)
Esquejes: PH 5,5 EC 0,4
Madres:(lo mismo que en vegetativo)

Para preparar la EC tan solo es necesario añadir el abono que utilices hasta llegar a la medida,  como ejemplo, si estamos en fase de crecimiento se añadirá Bio Grow hasta que el medidor de EC marque 0,9.

Una vez que se tenga regulado el EC, se pasará a regular el pH con el medidor de pH y un pH down o pH Up. Debes usar uno u otro dependiendo si el agua de tu zona es dura con pH up, o el pH down si es blanda.

Lo primero es sacar la base de EC 0,4, en caso de que sea necesario aumentarla, es necesario aportarle calcio y magnesio, (que son las carencias que tener las plantas),  si por el contrario el agua de tu zona tiene más EC de 0,40 hay que mezclar el agua del grifo con agua destilada.

Una vez tengamos la base (0,40), hay que subir la EC por medio de fertilizantes, hasta donde toque esa semana;

1º semana; EC 1,3
2º semana; EC 1,5
3º semana; EC 1,8
4º semana; EC 2,0
5º semana; EC 1,8
6º semana; EC 1,5
7º semana; EC 1,3
8º semana; EC 0 (regar con agua limpia)