La mosca blanca es otra plaga indeseada, aunque mucho menos devastadora como otras plagas, como la araña roja, por ejemplo.

Para ver si el cultivo tiene mosca blanca, hay que mover uno poco la planta, y si está en nuestro cultivo, saldrá volando.
Son unas moscas muy pequeñas, pero al volar se las ve fácilmente.
Se alimentan de la savia, por lo que debilitan las plantas.
Al igual que la temida araña roja, habita en el envés de las hojas, la mosca blanca no llegará a matar a la planta, pero mejor si no está en el cultivo.
Podemos utilizar insecticidas natuerales como Oleatbio-Grow , y no estará de más poner trampas pegajosas, a ser posible amarillo, ya que este color las atrae.
También podemos utilizar una lucha biológica (introducir bichos depredadores en el cultivo que terminan con la mosca blanca), aunque en este caso, tardan mucho en hacer desaparecer a la mosca blanca.
Resumiendo, la mosca blanca no es muy peligrosa, pero como siempre decimos, mejor que no esté en nuestro cultivo, así que para ello principalmente debemos observar bien el cultivo

 

Como siempre os recomendamos Telemaría ( Grow Shop.es ) , para todas vuestras compras.