Las semillas de marihuana pueden ser germinadas durante unos 2 años después de ser concebidas por la planta. Aunque en condiciones ideales, algunas semillas pueden sobrevivir una duración de hasta 5 años.

Para mantener las semillas en condiciones optimas el mayor tiempo posible, hay que mantenerlas en un lugar fresco, oscuro y seco.

Para realizar el proceso de germinación de una semilla de marihuana es necesario mantener las semillas en humedad en un lugar oscuro con una temperatura cálida constante, por lo que si se dan a la semilla estas condiciones en un tiempo suficientemente largo, brotará una raíz. Cuando la raíz mida medio centímetro, es el momento de colocar la semilla en un lugar donde se pueda desarrollar.

Las semillas pueden germinar de diferentes formas, dependiendo del entorno de crecimiento previsto, por lo que si planeas realizar un cultivo hidropónico de marihuana, puedes germinarla directamente sobre lana de roca para marihuana, aunque en este caso es importante el control de pH, tal como se describe en el vídeo.

Si la planta de marihuana crecerá en la tierra, se pueden germinar las semillas directamente en la misma tierra. Basta con colocar la semilla en el tiesto donde va a crecer la planta y cubrirla con un centímetro de tierra suelta. En este caso también es muy importante el control del pH.

Mantén la tierra húmeda alrededor de la planta (sin llegar a dejarla mojada) rociándolo con agua (por lo menos, durante 3 días) con un pulverizador.

Mantener la humedad en la semilla sin mojarla, puede que no sea posible, especialmente si está al aire libre. En ese caso te aconsejamos el método a continuación.

Método recomendado para germinar semillas de marihuana

Casi todas las semillas se pueden germinar de esta manera, desde tomates hasta marihuana. Solo necesitas un poco de algodón, aunque en caso de cultivo hidropónico puedes usar lana de roca para el cultivo de marihuana, en este caso es imprescindible seguir las instrucciones del fabricante.

Que se necesita:

El plato tiene que ser plano y el cuenco tendrá que ajustarse en la plana del centro del plato.

Mete el plato y el cuenco en agua hirviendo para reducir al mínimo cualquier posibilidad de contaminación, también se debe hacer esto con el disco de algodón, pero ten cuidado de que no se despedace. Después, aprieta el algodón hasta que no gotee a menos que se apriete un poco.

Coge el algodón y con cuidado, dóblalo hasta que recubra la parte interior del plato. Da la vuelta al cuenco y colócalo sobre el plato, el algodón no debe sobresalir del cuenco.

Cuando el algodón esté a temperatura ambiente, retira el recipiente y coloca la semilla sobre el algodón, luego coloca otro algodón humedecido sobre la semilla y cubrelo con el cuenco. El plato y el cuenco deben ser de un material que bloquee la luz del sol y debe mantenerse en una zona limpia y calida.

Revisa diariamente la semilla y añade pequeñas cantidades de agua cuando sea necesario para mantener la humedad en el papel. El agua del grifo contiene Cloro y probablemente otros elementos que no son buenos para las semillas, por lo que, si sólo tienes acceso a agua del grifo, mantenla al menos tres días en un recipiente destapado antes de humedecer el algodón con ella. Lo mejor es usar agua destilada u osmotizada.

Cuando las semillas germinen, veras la raíz sobresalir medio centímetro, es el momento de realizar el trasplante (con la raíz hacia abajo) en el jardín hidropónico o en tierra. Trátala con mucha suavidad, no toques, ni mucho menos rompas, la punta de la raíz.

Si se va a realizar cultivo hidropónico, puedes colocar el soporte que contiene la semilla directamente en el jardín sin tocar la propia semilla. Esto es bueno porque se le causa una mínima de tensión es a la planta.

Algunas semillas necesitan hasta 12 días para germinar, pero la mayoría germinan en un plazo de 24 a 72 horas. Así que se paciente, y dale a las semillas la oportunidad de brotar antes de tirarlas.

Temperatura idónea en la germinación de semillas de marihuana

La temperatura es fundamental para el correcto desarrollo de nuestras semillas de marihuana. Te recomendamos que seas muy meticuloso en el control de clima.

Una temperatura media de unos 22-25 grados va a ser lo recomendable para la germinación de la mayoría de las semillas. Pero aumentar la temperatura podría ser necesario para asegurar un rápido crecimiento y una buena salud si se germinan variedades de semillas originarias de zonas que son calurosas durante todo el año.

Si no sabes de donde es originaria la semilla, germínala a 22-25 grados. Y solo en caso de no germinar, prueba otra semilla a una temperatura de 5 grados mayor. Es posible que algunos tipos de semillas necesiten hasta 30 ºC para germinar. Estas semillas suelen ser de cepas originarias de zonas cercanas al ecuador.

Temperatura de germinación:

  • La mayoría de las semillas de marihuana germinan entre 20ºC – 24ºC
  • Casi todas las semillas germinan mejoren una temperatura alrededor de 25ºC-27ºC
  • Algunas semillas pueden requerir temperaturas de hasta 27ºC a 30ºC
  • Nunca superar los 33ºC al germinar semillas de marihuana.

Una vez vaya creciendo tu planta de marihuana necesitaras los mejores nutrientes para el cultivo de marihuana. Como siempre en nuesto grow shop encontrarás todo lo que buscas.