La historia comienza cuando en el 1975 , Rick escucha a través de la radio una noticia donde decían que el THC mataba las células cancerígenas, al percatarse de eso quedó sorprendido, ya que un primo suyo murió a causa de cáncer.

Aqui puedes ver el documental “RUN FROM THE CURE”:

PARTE 1 DE 7

PARTE 2 DE 7

PARTE 3 DE 7

PARTE 4 DE 7

PARTE 5 DE 7

PARTE 6 DE 7

PARTE 7 DE 7

Con el tiempo, al no escuchar nada al respecto pensó que esto no era cierto o que quizá los sistemas de salud ya estarían utilizando el THC para la cura.

En 1997, Rick, sufrió una lesión, para la cual sólo le ofrecieron medicamentos para el dolor, pero ninguno le alivió completamente y después de todo estas medicinas tenían efectos secundarios.

A finales de 1998, vio en la televisión un episodio de “La naturaleza de las cosas”, en el que el doctor David Suzuki mostró increíbles resultados al usar el aceite de marihuana en diferentes enfermedades. Tras esto, Rick Simpson, probó la marihuana y se dio cuenta que al probarla encontró mas alivio, a diferencia de los medicamentos que anteriormente lo habían recetado.

Buscó recetas médicas de marihuana a través de los doctores pero muchos se las negaban, ya que afirmaban que esta era mala para los pulmones. Averiguó junto a su médico personal que optenia mejoras ingiriendo el aceite de marihuana, el médico le dijo que no le podía ayudar mas, y no se la volvió a recetar.

En el 2001, su doctor le hizo saber que no sabía qué hacer al ver que no encontraba una cura para Rick. Él siguió tomando el aceite de marihuana como único medicamento y notó que le ayudó lentamente en su enfermedad. Al llegar el 2002, le diagnosticaron cáncer en el ojo derecho, en la mejilla izquierda y en el pecho.

En enero del 2003, el cáncer del ojo fue removido gracias a una intervención quirúrgica que recibió; pero no todo era color de rosa, semanas después donde la zona de la operación comenzó a infectarse, en ese momento recordó el reporte de 1975, y aplicó el aceite en las áreas afectadas, al igual que en la mejilla y el pecho. En cuatro días, sus cánceres desaparecieron.

Ante esa situación, Rick, fue a la clínica a relatar su historia pero no quisieron escucharle. Al no ser escuchado ni por las clínicas, ni los departamentos de salud optó por tomar como medicamento sus aceites.

Con el aceite de marihuana, llamado Hemp,  Rick Simpson ayudó a personas con problemas de:
- Depresión.
- Ansiedad.
- Insomnio.
- Asma.
- Dolores de cabeza.
- Migraña.
- Artritis.
- Dolores musculares.- Infecciones en la piel.
- Ronquido.
- Molestias en el estómago.
- Diarrea.
- Diabetes.
- Glaucoma ocular.
- Dolores crónicos.
- Quemaduras.
- Úlceras.
- Nacidos.
- Cura el tejido de las heridas.
- Cualquier enfermedad donde las células se degeneren.
- Regula el peso.
- Rejuvenecer los órganos vitales.
- Ayuda a personas con problemas con el alcohol y las drogas.
- Cáncer de piel, de pulmón y hasta personas con cáncer terminal.

Fuente: Rick Simpson